08-07-2013
Ya está habilitada la nueva galería de módulos de rol según el formato nuevo de listados.
Podeis vistarla pinchando aquí o desde el menú de navegación superior.

El Webmaster

02-02-2012
Podeis cambiar los cuadros a mostrar en la pantalla de inicio entrando en DATOS DEL PERSONAJE en la barra lateral de la derecha, y especificando qué cuadros deseais ver.
El Webmaster

01-02-2012
Se ha habilitado una nueva galería de series, en donde podréis sugerir, votar y comentar vuestras favoritas
Grupo de colaboradores

09-03-2011
El Golden Kingdom, luego de ciertos retoques en su motor interno, abre sus puertas de nuevo en una nueva campaña. En los días sucesivos se irán introduciendo mejoras en su interfaz...
El Webmaster

Antes compartiría una vida contigo que enfrentarme a todas las edades de este mundo sola. (Arwen a Aragorn)


 
Matrix se acerca


Mucho se ha hablado de la temática "rol virtual" y "rol real", contrastando entre los juegos de rol vía ordenador o en mesa (hay alguna que otra editorial muy interesante sobre ello, por el amigo wizard). Yo, claro amigo de la tecnología y el próspero avance de internet y la conexión entre todos, apuesto firmemente por los virtuales, y sí, sí, lo hago con firme convicción que es lo más conveniente y divertido para una persona.

Hoy en día coexisten la vertiente de quien cree que eres un asocial sin vida por estar conectado a una pantalla jugando a un juego online 4 horas diarias. Muchos podemos ser trabajadores, con nuestras 8 horas laborables típicas, incluso tener familia, con unos hijos adolescentes creciendo y esperando ser atendidos en su educación paternal y maternal. Y claro... esa gente suma 8 de trabajo + 4 de juego online y concluyen que agotas las 12 horas diarias en tí y en ser un abosorbido del juego, y no una persona normal que se ocupe de sus auténticas labores. Sin embargo es aquí donde se les debería recordar que alguien dijo "las matemáticas no son exactas"... ¡qué gran verdad, sí señor!. Y es que, cuando uno dice 4 horas diarias al juego se refiere por término general, hablando a grosso modo, generalizando y no concretando que cada día, cada semana de cada mes estaremos 4 horas allí pegado.

A estas alturas ya sabréis que yo soy claro jugador y defensor de los juegos online, por muchas cosas como a continuación os diré, y en lo referente a las horas jugadas, uno juega lo que se le antoja en su tiempo de ocio, y si no puedo porque teno un hijo que educar o comida que cocina, ya jugaré luego o mañana, sin problema alguno. Y es que, si pasas más de 2 horas pegado al monitor, te tacharán de jugador empedernido, una enfermedad psicológica que no tiene nada que ver con la mayoría de jugadores virtuales. ¿Acaso el jugar implica ser un irracional que no sabe ver más allá de la vida existente y real?

Entiendo que existen personas que sí acaban como locos en ese mudno virtual, intentando ser el mejor equipado, el más fuerte, la referencia de todos y la admiración de muchos, todo un héroe que las féminas adorarán y por cual los varones babearán. Pero no hagamos ley de una excepción, y lo digo con clara convicción al conocer a muchos jugadores virtuales de varios juegos online y constatar que saben cuales son sus limitaciones, cuándo pueden jugar y -lo más importante- cuando quieren jugar. Yo juego cuando quiero y cuando puedo, y si me imponen obligatoriedad, debo elegir si quiero que eso sea un trabajo más para mí o un simple hobbie, pero nunca tomármelo como un castigo, eso nunca.

Por otro lado, veo en los juegos online cómo uno conoce a gente de sitios muy variopintos, de culturas muy distintas, y logran amistad con una fuerza y consolidación que incluso se realizan viajes para conocerse y desmitificar un poco el avatar que hay tras esa persona. En el rol tradicional el grupo de juego es siempre el mismo, con nuevas incorporaciones limitadas a que salgan nuevas amistades en el círculo de amigos, y con una clara visión que el número de jugadores estará limitado físicamente a la casa y mesa en cuestión. Estas barreras empíricas se rompen en los mundos virtuales, donde os podeis reunir 30, 40 o incluso 50 personas en un mismo sitio para diversión de todos, compartir anécdotas, o jugar, que de eso se trata al final ¿no?.

Los mundos virtuales acercan a las personas dándoles a todos un personaje o avatar en forma de escudo que quita todo tipo de timidez o complejo, y es que... ¿cuántas veces puedes haber querido decirle a tal chica "hola", pero por temor a no gustarle te has tirado para atrás? En los mundos informáticos eso es sencillo en el sentido que solo es cuestión de simpatía, tópicos a parte, y es que allí uno será un bravo guerrero de ancha espalda y rostro imperturbable, mientras que ella puede encarnar a una bellísima elfa de rasgos tiernos y piel aterciopelada. Acercarte a ella será fácil... hablarle y listos. ¿le caes mal? Bueno, le ha caído mal nuestro personaje y nunca sabrá que fuímos realmente nosotros... y no, no es un engaño, sino una forma de inhibir nuestra timidez y temores y hacer que podamos abrirnos a dialogar y relacionarnos más y más.

Puede ser que sea una moda pasajera, como dicen otros tantos, y que la novedad grande con el resto de juegos es que no compites contra una máquina y un itinerario programado, sino que os juntais varios colegas virtuales para llevar a cabo lo que querais (en cierto punto sí es verdad que la uno se enfrenta a la máquina que controla a los enemigos), es decir, un juego de rol. Sin embargo no hay que olvidar los nuevos mundos virtuales que compañías están sacando y que consisten en ciudades virtuales donde pasear, comprar cosas, y en definitiva llevar una vida normal, nada de luchar ni guerras épicas. Es llevar una segunda vida propiamente... y no nos vayamos muy lejos, porque de alguna forma todos estamos liados en esa maraña con un Facebook o un Twitter que encarna el nacimiento de esos guiones. ¿Somos acaso todos jugadores de rol y no lo sabemos? Sí, desde luego que sí, trascendemos de nusetra vida real y nos gusta encerrarnos en otro mundo donde tenemos otros amigos, con formas definidas por ellos, caracteres puestos por ellos, y escenarios que inventamos según nos los presentan, cambiantes según el antojo del programador.

La pregunta es... ¿llegará algún día el rol virtual a suplantar con fuerza la vida misma? Quisiera responder un sincero NO, pero debo inclinarme hacía un SÍ fácilmente visible. Modas aparte, todos somos conscientes frente al espejo de nuestras arrugas, barriga cervecera, rostro de mico, o brazos de palillos, y queremos -nos gustaría- ser, por una vez, gente a la que se admire. Ahí entran los MMRPG, los juegos masivos multijugador online. Y llegará el día en el que todos estemos conectados a mundos virtuales, y que queramos que dicho mundo sea más real, que se amolde más e interactue más con nuestras acciones... y llegará el día en el que nos preguntaremos si los hermanos Wachzoski estaban prediciendo una realidad en su virtual saga de Matrix.



constantine  
 
                 Darse de alta en el portal web
                 Recuperar contraseña



 
 Administrador:wizard, administrador 
 Programador:wizard 
 Diseño gráfico:wizard 
 Colaborador:lucifer, constantine, dagorlad 
 Moderador:troya, camus 
 Total de pobladores:4149Aviso legal  Privacidad  FAQs  Editorial  
 
No hay ningún usuario conectado a la web.