Orlando
Autor: Virginia Woolf
Género: Novela Biografía
Año: 1928
Comentarios (1)

(Sugerido por: rune)

Sinopsis
Votaciones
Sinopsis
La novela fue escrita por Woolf basándose en la vida de Vita Sackville-West, una aristócrata y escritora con la que Woolf tuvo una relación amorosa a finales de los años veinte, de hecho la novela está dedicada a Sackville.

Orlando es un joven guapo, aristócrata y muy aficionado a la literatura, que nace en un período dorado para las letras inglesas, el isabelino, y esto se caracteriza de una forma muy marcada al describir la forma de escribir de Orlando. Es uno de los períodos más prolíficos de las letras inglesas, de modo que Orlando escribe copiosamente; los personajes de sus dramas son «el Vicio, el Crimen y la Miseria»; ambienta sus obras en reinos imaginarios y están llenos de conspiraciones y sentimientos nobles. Lo que sin lugar a dudas hace referencia a las obras de Shakespeare. A lo largo de todo este primer período se alude constantemente a aquella época, como la diferencia de clima en relación con el tiempo presente (esto es, principios del siglo XX), o lo distinto de la moralidad de esta época, la misma se hace al hablar de la afición de Orlando por las mujeres de todo tipo, en especial las de clases inferiores.

En esta época, Orlando es un favorito de la reina Isabel I de Inglaterra, aunque nunca se alude a ella de una manera directa, es decir no se menciona su nombre, sino que se describe a una reina poderosa y autoritaria, en la última etapa de su vida, con un cuerpo decadente, ostentosamente vestido y ornamentado con costosas joyas. Se alude al gusto de la reina Isabel por los jóvenes aniñados y la falacia de su virginidad.

De la corte de Isabel I, se pasa a la de Jacobo I, y al acontecimiento conocido por los británicos como The Great Frost, esto es, el invierno de 1683-1684 que fue especialmente crudo, congelándose el río Támesis en unos dos tercios de su recorrido. Se instalaron tiendas encima del río y la gente, incluyendo a la corte, se reunía y se divertía en el mismo. Con este duro invierno vino el primer gran amor de Orlando, en la forma de una princesa rusa llamada Marusha Stanilovska Dagmar Iliana Romanovitch, Sasha para los amigos, en un obvio chiste de la autora. Tras un apasionado y corto romance, ella vuelve a Moscú, y con ella desaparece el hielo del Támesis. La huida de Sasha lleva a Orlando a padecer una gran agonía, que le sumirá en un profundo sueño que dura siete días. Cuando se despierta, Orlando se encuentra desterrado de la vida de la corte y totalmente entregado a la creación literaria, que resulta muy prolífica pero insuficiente para lo que será su gran obra The oak tree; los tópicos de sus creaciones son los propios de la época isabelina. En esta etapa de su vida aparece Nicholas Greene, el poeta que Orlando manda a llamar para poder conversar con un «verdadero poeta». Orlando pretendía que Greene le proporcionase su opinión sobre The Oak tree, pero al final sólo tuvo más conocimiento sobre la vida miserable que llevaban los escritores de la época, entre ellos William Shakespeare.

Orlando decepcionado por el amor y por sus tentativas literarias, decide embarcarse hacía Turquía como embajador de su majestad el rey Carlos II de Inglaterra, período conocido como la Restauración. La vida de Orlando cambiará de manera drástica durante sus funciones como embajador, cuando tras caer en un profundo sueño que se prolonga siete días, despierta como una mujer. Curiosamente los espíritus que intervienen en esta transformación, son los espíritus our Lady of Purity (Nuestra Señora de la Pureza), our Lady of Chastity (Nuestra Señora de la Castidad) y our Lady of Modesty (Nuestra Señora de la Modestía), que representan los valores que más se apreciaban en una mujer de la época. Resulta en extremo alegórico que sea necesario la intervención de estos tres espíritus, para la creación de una mujer de lo que antes era un hombre. Woolf trata el cambio de sexo de Orlando como un simple cambio de género pero no de identidad, dejando el camino abierto a múltiples preguntas sobre qué es lo que en verdad significa ser un hombre o una mujer.

Una vez se da inicio a esta nueva etapa de la vida de Orlando, ahora como mujer, este ser andrógino decide huir de Estambul en el lomo de un burro y con la ayuda de un gitano. Se embarca en un viaje sin rumbo que acaba llevándolo a la meseta central Anatolia. Allí vivirá un tiempo conviviendo con gitanos nómadas que viven de sus rebaños de cabras, llevará una vida plácida llena de constante contemplación a la naturaleza. Tras rechazar en matrimonio a uno de los gitanos y sentir añoranza por su tierra natal, Orlando se embarca de nuevo hacia Inglaterra. Es en este viaje es cuando Orlando empieza a entender las nuevas obligaciones que tiene que cumplir como miembro del «sexo débil»: tapar los tobillos, ser delicada, sumisa, perfumada, ataviada...

A su regreso a Inglaterra todo parece volver a la normalidad, pero su nuevo sexo y su larga ausencia le traerá problemas insospechados. No sólo Orlando se encuentra con que le han declarado fallecido, sino que, al transformarse en mujer, implicará que no tiene derecho a tener ninguna propriedad al menos que esté casada, con lo que su palacio ya no le pertenece, y sólo podrá vivir en el de incógnito. Orlando se vio envuelta en numerosos litigios que disminuirá considerablemente su riqueza.

En el siglo XVIII se encontrará con las grandes influencias de la Ilustración. Durante este período se reunirá con grupos de intelectuales y escritores de la talla de Alexander Pope, sin embargo estaba profundamente decepcionada de que la luz aún no había llegado sobre la cuestión del «sexo débil», hasta el punto que estos supuestos intelectuales ilustrados consideraban a la mujer:
"Es un bello animal romántico, que puede ser adornado con pieles y plumas, perlas y diamantes, sedas y metales."

Pasará el tiempo y llega la revolución industrial con sus trenes y fábricas, tras lo cual Orlando se topará con el período victoriano, un período más oscuro aún para los derechos de la mujer con su amoralismo exacerbado, pero es entonces cuando conoce a Esquire Marmaduke Bonthrop Shelmerdine, un aventurero librepensador con el que mantendrá una relación en la que no se sabía quién era el hombre y quién la mujer.
Votaciones

rune
(6)

poirot
(5)

anthony
(5)

quelibroleo
(5)

Sanedrina
(5)