Anno 1701
Género: Estrategia
Comentarios

(Sugerido por: boromir)
Sinopsis
Gráficos
Sonido
Jugabilidad
Idiomas
Votaciones
Sinopsis
Un continente nuevo, recién descubierto por el hombre blanco, se convierte en el centro de atención de las mayores potencias de la época. Todas las naciones luchan por hacerse con el control de estos territorios vírgenes repletos de recursos naturales y suculentos manjares.

Anno 1701 es la tercera entrega de una saga que se inició en 1998 con el lanzamiento de Anno 1602. El segundo título de la saga fue Anno 1503, basado en el contexto histórico del reciente descubrimiento del nuevo mundo. La saga Anno se caracterizaba principalmente por dar prioridad a la profundidad estratégica en la gestión de recursos y dejando en segundo plano la estrategia militar. Anno 1701 es la culminación de la saga, que por vez primera incorpora un motor totalmente en 3D, y por cierto de gran calidad gráfica.

Anno 1701 no sigue una línea argumental definida, es decir, simplemente nos sitúa en esta época plagada de desplazamientos marítimos, nacimiento de verdaderas naciones formadas por el asentamiento de los colonizadores y, cómo no, del final de muchos pueblos indígenas destruidos por la acción de hombre occidental que desembarcaba con sus navíos y armas en territorio desconocido.

El título de Related Design apuesta por una singular visión del conocido viaje al nuevo mundo en el que todas las potencias mundiales de la época trataron de engullir su trozo de pastel y que más tarde llegaría a ser uno de los detonantes de la Primera Guerra Mundial. Exuberantes productos de lujo como el café, el chocolate o la patata, continuas batallas entre el hombre blanco y las razas indígenas, y el descubrimiento de paisajes vírgenes y paradisíacos son sólo algunos de los cimientos sobre los que se apoya Anno 1701.
Gráficos
Entorno 3D por primera vez en la saga Anno. Esto podría representar un problema, pero no para un equipo de desarrollo que ha logrado un gran motor gráfico que cumple a la perfección con su cometido y va más allá, ofreciendo unos detalles de gran calidad técnica. El entorno 3D muestra grupos de islas de dimensiones y formas distintas, cada una con sus accidentes geográficos propios como montañas, planicies, volcanes, ríos, etc. Y el aspecto del mar es simplemente genial. La forma en que el agua rompe contra los acantilados por ejemplo es una muestra de ello. A esto hay que añadirle los efectos meteorológicos como las tormentas, o incluso las temibles erupciones.

La forma más adecuada de expresar el resultado que se aprecia del motor gráfico de Anno 1701 es que han cuidado hasta el más mínimo detalle. En numerosos building-games, las formas de las construcciones resultan muy monótonas ya que, a pesar de tener decenas de construcciones diferentes sólo tienen uno o dos modelos de cada una. En Anno 1701 al hacer una casa podemos elegir su orientación y el tipo de casa. Lo cuál da al asentamiento un aspecto heterogéneo muy realista. También hay que destacar la animación de las caras que representan a los diferentes líderes del juego. Desde la reina al jefe de la tribu india, cada uno tiene una personalidad muy marcada, que se ve reflejada de manera excelente en su diseño.

El juego también añade algunos guiños muy cómicos(o nosotros queremos creerlo así), como las guaridas de los piratas, representada en forma de una pequeña isla repleta de cañones y una gran cueva con forma de... sí, de mono, que es la guarida secreta de los piratas.
Sonido
No es el mejor apartado del juego. Pero con esto no estamos diciendo que sea un apartado pobre. Porque aún a pesar de no ser el de mayor mimo, es el más sorprendente por su armoniosa banda sonora.

El gusto por el detalle del que hace gala Anno 1701 es enorme. Las voces de los diferentes personajes son perfectas, cada una con su peculiar estilo, lo que le da gran carisma a los diferentes individuos. Desde la voz cándida del amable Hendrik Jorgensen, pasando por el pitido insoportable de la viuda Agatha von Thielen, o el rugido insultante del líder pirata.

Por otro lado, la música acompaña en perfecta armonía el desarrollo del juego, y resultan bastante alegres y acordes con el período histórico en el que nos moveremos.
Jugabilidad
La esencia de Anno 1701 es su jugabilidad. Lo más destacado es que consigue picar al jugador, engancharse al juego, hacer que uno necesite probarse una y otra vez ante nuevos retos y enemigos o rivales cada vez más temibles. Y los obstáculos a sortear no son pocos.

Es un arte conseguir que nuestro asentamiento tenga los almacenes llenos de los diferentes productos y materias primas que nuestro pueblo reclama. Y deberemos gestionar hasta 35 bienes diferentes, entre materias primas y productos manufacturados. La tardanza de un barco, el fin de existencias en los almacenes de una facción con la cual comerciemos, o hasta una súbita plaga de ratas, pueden mermar nuestro stock y dejarnos sin existencias. Y cuando eso ocurra más vale que tengamos un plan B, porque los ciudadanos coléricos portadores de antorchas son difíciles de aplacar. Pero si somos buenos gestores y damos a nuestro pueblo lo que pide, rápidamente comenzaremos a ver pasear por las calles de nuestra ciudad a habitantes de clase cada vez más alta. Así, del pionero inicial podremos llegar al nivel de aristócrata, el cual pagará un tributo más alto y por tanto, nuestros beneficios aumentarán.

Y una máxima que más vale no olvidar: no existe una isla que tenga suficientes materias primas como para conseguir ser auto-suficiente. El comercio es parte fundamental del juego y es donde economía y diplomacia se unen. Porque existe un nivel de producto que no podremos conseguir comerciando con las facciones rivales. Sólo podremos conseguirlo con una buena relación con las culturas foráneas como las chinas, indias, aztecas, etc. Por ejemplo, las lujosas pieles que vanidosamente lucirán los aristócratas de nuestra ciudad sólo podremos conseguirlas mediante las recompensas del agente independiente, un personaje que comerciará con todas las facciones el juego, o si disponemos de una privilegiada relación con el jefe indio. Cabe destacar también que existe la gestión militar en Anno 1701. Y a la vez podemos decir que queda en un segundo plano debido a lo absorbente de la gestión de los recursos. Aunque nunca está de más tener milicias preparadas, buques de guerra, etc... por si las cosas se ponen feas.

Anno 1701 mantiene el espíritu de la saga, en un mundo victoriano, con pioneros descubriendo islas todavía inhabitadas y creando nuevos y magníficos asentamientos. La gestión de los recursos es sin duda el punto fuerte del juego, y está pensado de forma que, al contrario de lo que pueda parecer, no es tedioso, sino que engancha. Engancha porque una vez superado los primeros niveles de dificultad, de ir descubriendo poco a poco los secretos del juego, de sortear los numerosos obstáculos, el cuerpo te pide más. Y en efecto, acabas configurando una partida similar a la anterior pero con más dificultad o cargando las misiones más complicadas. Esta jugabilidad es el punto fuerte sin duda de Anno 1701. Las tareas clave serán la gestión de los recursos e, inmediatamente después, una apropiada y correcta línea diplomática, que finalizará en el objetivo final, la independencia de nuestro asentamiento del control de la reina.

Anno 1701 ofrece la posibilidad de partidas en modo un jugador, que podremos configurar nosotros mismos o seleccionar una de las diferentes misiones disponibles en el juego. Sin olvidar también el modo multijugador para hasta 4 jugadores.

Idiomas
El juego ha sido doblado al castellano de forma notable, con una buena caracterización en todos y cada uno de los personajes que nos ofrecerán su visión del mundo o nos encomendarán nuevas misiones; así como con una muy buena representación del alboroto en las calles.

En este caso, cada vez que acerquemos la cámara a ras de suelo, la cual también podemos rotar con total libertad, escucharemos a la gente en las calles lanzando insultos o alabanzas dependiendo de sus sentimientos.
Votaciones

troya
(4)

pagaegui
(2)

boromir
(4)

faramir
(6)

leonidas
(6)

phantom
(2)

camus
(4)

lucifer
(4)

constantine
(2)

cretasol
(6)

alguta
(2)

prelado
(3)

agamenon
(3)

Pupu
(3)

marisol
(3)