Mass Effect
Género: RPG
Comentarios

(Sugerido por: lucifer)
Sinopsis
Gráficos
Sonido
Jugabilidad
Idiomas
Votaciones
Sinopsis
Es el primer título de una trilogía que promete ofrecer grandes alegrías a los aficionados al rol, que podrán seguir disfrutando de este magnífico universo repleto de civilizaciones con las que compartir experiencias, planetas desconocidos a explorar, y la última tecnología aplicada al armamento y los medios de transporte.

Una apasionante historia cargada de situaciones épicas y emotivas. Un mundo vivo que se adaptaba a las respuestas de nuestro avatar. Un héroe con un gran repertorio de habilidades especiales que podíamos desarrollar a nuestro antojo, y un sistema de combates francamente espectacular que nos permitía enfrentarnos a los enemigos en intensas batallas con un elevado componente estratégico. Hablar de Mass Effect es hacerlo de un título que logró contentar a partes iguales a los fieles seguidores del estudio canadiense, como a los usuarios menos proclives a disfrutar de este tipo de juegos.

Mass Effect tiene uno de los guiones más fascinantes y absorbentes de la historia del videojuego, sólo comparable con grandes clásicos de sus mismos creadores. BioWare siempre ha sido una auténtica garantía a la hora de elaborar argumentos, y así lo demuestra su inigualable expediente. Entre los juegos de la compañía canadiense se cuentan auténticos clásicos de la talla del primer Neverwinter Nights, las dos entregas de Baldur´s Gate, Jade Empire y, por supuesto, Caballeros de la Antigua República, título con el que Mass Effect tiene profundas reminiscencias.

Aquí encarnaremos al comandante Shepard, uno de los oficiales del buque Normandía, que es enviado a un planeta en búsqueda de un artefacto. La misión se resuelve accidentadamente con la muerte de uno de los miembros del equipo a manos de Saren, un espectro –élite militar profundamente respetada-. El artefacto estallará alcanzando a Shepard, y provocará en él extrañas visiones de destrucción.

Tras este prólogo viajaremos a la Ciudadela para entrevistarnos con el consejo y comunicarles la traición para que se tomen medidas. Nuestra primera misión será, por lo tanto, buscar pruebas que incriminen a Saren. Una vez recopiladas y convertidas en acusaciones irrefutables seremos ascendidos a espectro, nombrados comandante de la nave Normandía y dejados en el espacio con total libertad de decisión con el objetivo final de capturar a Saren y detener su peligrosa conspiración, pudiendo hacer lo que sea necesario para llegar hasta él.

Todo este complejo prólogo ronda las 5-6 horas de duración y comienza a presentarnos al personaje, así como a las complejas relaciones diplomáticas entre todas las razas que pueblan este mundo, y las fascinantes intrigas y traiciones de las que seremos testigos durante esta majestuosa aventura.

Una vez nombrados espectro y comandante del navío es donde Mass Effect muestra su brutal universo en todo su esplendor. Podremos explorar planetas desconocidos, visitar grandes ciudades, ayudar a colonos o simplemente centrarnos en la búsqueda del malvado Saren. Podremos ser buenos, malos o grises; temibles, respetados o queridos; generosos, egoístas o siempre dispuestos a ayudar; e incluso tendremos la opción de decidir sobre el destino final de muchas de las razas que pueblan este universo… la riqueza de opciones está ahí y las únicas decisiones las tomas tú.
Gráficos
Mass Effect enamora a primera vista y el uso de Unreal Engine es fantástico. Los escenarios se cuentan entre los más cuidados, inspirados y detallados de los últimos años; y su tratamiento del modelado de personajes es sencillamente lo mejor que hemos visto nunca.

Unos rostros con una vida inigualable, unos movimientos que fluyen con un realismo pasmoso y una singular imaginería a la hora de elaborar especies nuevas, suponen una auténtica Oda a la creación de caracteres memorables, tanto por su comportamiento como por su aspecto y animaciones.

Asistir a una conversación entre varios personajes del universo de Mass Effect se convierte en una sensación a la que no se puede hacer justicia con palabras o videos, se trata de un momento que hay que vivir con nuestros propios ojos en una pantalla de alta definición.

El único pero que se le puede achacar al tratamiento de los personajes es el de quizá parecer ligeramente estatuas de cera por el tratamiento de algunas de las pieles, pero no obstante no debe ser un lunar que enturbie el genial trabajo realizado.

Los efectos están muy bien cuidados, especialmente los que hacen referencia a los poderes bióticos; representados con unas ondas expansivas fantásticas. Los personajes están dotados de complejas físicas que hacen de las muertas algo muy realista.

Pese a que los escenarios, como ya hemos comentado antes, están algo vacíos la verdad es que encajan a la perfección con el estilo futurista que se nos quiere transmitir. Se trata de un gran acierto el hecho de que con esa cuidada dirección artística se nos haga pensar que la ausencia de objetos forma parte de decisiones de estilo y no de impedimentos tecnológicos, como en realidad el irregular rendimiento del programa parece sugerir.

Hay, asimismo, algunos bugs de moderada importancia como abundancia de clipping y algunos comportamientos inexplicables del protagonista que, muy rara vez todo hay que decirlo, se engancha con los escasos objetos del escenario. También hay que señalar el desagradable efecto de cargado tardío de texturas.
Sonido
En lo musical el score es muy discreto pero realmente efectivo. Un gran número de relajadas pero inspiradas partituras nos acompañarán en la aventura, con ciertos ecos del trabajo de Vangelis para Blade Runner. Igualmente eficiente el score musical en los momentos de acción con frenéticos temas electrónicos.

En general los efectos están muy cuidados y muy medidos para provocar ese sobresalto deseado cuando eres alcanzado por un misil calórico o cuando destruyes un destructor espacial.
Jugabilidad
El juego comienza ineludiblemente con la elección del personaje que nos acompañará en esta memorable aventura. Podremos escoger entre dos figuras predeterminadas o crearlo desde cero con una historia y una imagen totalmente personalizables.

Lo cierto es que el inconmensurable trabajo de BioWare creando y animando los rostros hace igualmente recomendable cualquiera de las dos opciones, pues el personaje que elaboremos será igual de expresivo, realista y cuidado que el comandante Shepard que viene por defecto.

Al formar un héroe la primera elección será la del sexo: hombre o mujer; determinante en muchas de las relaciones con otros NPC a lo largo de la aventura. El siguiente paso será dotarlo de un nombre, tan sólo podremos elegir el de pila, y será con el apellido fijado con el que se referirán a nosotros en Mass Effect.

BioWare siempre ha dado una gran importancia a los antecedentes y contextos de los protagonistas de sus aventuras y este caso, desde luego, no es ninguna excepción. Las opciones para nuestro origen serán: Proveniente del espacio, de las colonias o de la tierra. Cada una de ellas con sus propias circunstancias e historia, para ayudarnos a comprender mejor a nuestro personaje y dibujar en nuestra cabeza y en el propio juego su biografía.

El perfil psicológico tiene idéntica importancia pues marcará una parte importante del devenir del título, y nuestra actitud y respuestas ante muchas conversaciones. Superviviente, héroe e implacable son las diferentes características con las que podemos dibujar al héroe de la aventura.

La especialidad es el siguiente paso lógico. Y aquí contamos con hasta seis posibilidades. En realidad sólo hay tres puras y las otras tres son mezclas de las primeras, no obstante es un conjunto variado y óptimo. Soldado, ingeniero y adepto son las clases únicas. La primera de ellas, soldado, está fuertemente orientada al combate con armas; la segunda, ingeniero, tiene un completo componente tecnológico; y, por último, encontramos a los adeptos que emplean el poder de la mente y la biótica para el combate.

El último paso será el de definir nuestro aspecto físico. Estructura facial, cabeza, ojos, mandíbula, boca, nariz y cabello son las principales ramas de elección que se dividen a su vez en montones de posibilidades. Tono de piel, complexión y peinado; tamaño, forma y color de los ojos; posición y prominencia de la mandíbula; presencia de cicatrices, puente de la nariz y un largo etcétera de opciones para que el comandante Shepard tenga exactamente el aspecto que deseemos.

Luego llega jugar... y eso es un universo aún por descubrir incluso haiendo jugado. Hiperespacios, navegación, tripulación que mantener, cuidades que visitar, gente con la que dialogar, compras, ventas, combates épicos... toda una aventura mayúscula.
Idiomas
El juego llega a nuestro país con las voces sin doblar y con la única traducción de sus textos.

La ingente cantidad de líneas de diálogo hacían desaconsejable doblar en cada país el juego, y el programa no se resiente en absoluto de contar con subtítulos. Las voces de Lance Henriksen, Keith David o Seth Green aportan el fantástico toque cinematográfico al programa.
Votaciones

constantine
(6)

lucifer
(6)

camus
(4)

yumas
(8)

mordor
(10)

cretasol
(8)

boromir
(8)

leonidas
(8)

phantom
(4)

hernán cortés
(6)

amstel
(2)

faramir
(4)

alguta
(4)

agamenon
(3)

troya
(3)

prelado
(7)

Pupu
(3)

patriot
(5)

marisol
(5)