23-04-2019
Se han ajustado varios talentos de las distintas clases. Para más informnación pincha aquí
El Webmaster

08-07-2013
Ya está habilitada la nueva galería de módulos de rol según el formato nuevo de listados.
Podeis vistarla pinchando aquí o desde el menú de navegación superior.

El Webmaster

02-02-2012
Podeis cambiar los cuadros a mostrar en la pantalla de inicio entrando en DATOS DEL PERSONAJE en la barra lateral de la derecha, y especificando qué cuadros deseais ver.
El Webmaster

01-02-2012
Se ha habilitado una nueva galería de series, en donde podréis sugerir, votar y comentar vuestras favoritas
Grupo de colaboradores

Honor, obediencia, y deber. Estas deben ser las cualidades de un caballero digno. (William, cruciforme de Kendar)


Volver a la biblioteca de juegos
 
Constantine
Género: Aventuras
Comentarios

(Sugerido por: dagorlad)
Sinopsis
Gráficos
Sonido
Jugabilidad
Idiomas
Votaciones
Sinopsis
Constantine es una adaptación directa de la película que protagoniza Keanu Reeves, si bien es un juego bastante solvente, que cumple con sus objetivos y que se queda a dos pasos de ser un gran juego por su falta de valor a la hora de aplicar las ideas que contiene.

Constantine es un cazademonios con poderes mágicos, exorcismos, y habilidades innatas para identificar a los demonios y ángeles de entre los seres humanos que nos rodean. El odio que el mismísimo Satanás le tiene le lleva a establecer su cruzada personal en esta aventura en la que deberá enfrentarse a todos y a cada uno de los enemigos que aquél le vaya enviando, con el fin de que no pueda detener el resurgimiento del nuevo Anticristo.

Conoceremos a ángeles caídos, demonios de elementos (incluso uno hecho de insectos), vampiros, engendros, híbridos e incluso al mismísimo Lucifer, a medida que avancemos por diversos escenarios perfectamente detallados, tales a aparcamientos nocturnos, casas, laboratorios, almacenes, una bolera, una catedral, y muchísimos más.

Se puede jugar tanto en tercera como en primera persona, dependiendo de la aptitud y gusto de cada jugador, aunque en tercera persona se disfrutará más de todas las acciones que el personaje de Constantine irá desarrollando a medida que las evoquemos.

El juego contempla un menú secreto, en el cual se podrá ir desbloqueando imágenes, vídeos (animaciones gráficas o secuencias reales de la película), bocetos sobre papel (de personajes, de enemigos, de armas, etc.) y un sistema de trucos avanzado. Para ello deberemos ir, a lo largo de toda la aventura, encontrando una serie de cartas dispersas en los sitios más peculiares y ocultos. Se puede decir que estas cartas son la moneda de cambio con la que compraremos estos bonus.

El sistema de guardado y de carga no depende de ningún sitio ni localización, esto es, lo podrás realizar cuando y donde quieras.
Gráficos
Los gráficos hacen uso abundante de las posibilidades de las nuevas tarjetas gráficas. Los modelos son relativamente rudimentarios, pero se integran bien en unos entornos llenos de efectos de partículas, simulación de telas, efectos de luz y demás que hacen mejorar el nivel gráfico medio.

En particular, las secuencias que tienen lugar en el infierno son impresionantes e increíblemente similares a la estética de la película en la que se basa el juego.

El personaje principal se parece mucho a Keanu Reeves, hasta el punto de resultar ligeramente desconcertante verlo moverse por la pantalla. Ayuda que las animaciones sean buenas y se basen en la interpretación del actor en la película, incluyendo algunos tics bastante reconocibles. De hecho, la mejor parte de Constantine es la presencia casi sólida que el personaje principal tiene en su entorno. El motor físico es limitado, pero la solidez de la animación y el buen nivel de interacción con los elementos verdaderamente importantes (seamos francos, el 90% de la interacción en un juego es con puertas, paredes y enemigos, no con sillas, pedruscos o botellas vacías), venden muy bien la sensación de que todo lo que se ve es un mundo uniforme y real.

Destaca en el juego la enorme cantidad de secuencias animadas que se han creado, algunas basadas en escenas de la película y otras completamente nuevas. No hay prácticamente escenas animadas con el motor gráfico del juego. Las escenas no molestan, están bien realizadas y hacen un buen trabajo disimulando el pobre sistema de animación facial del motor en tiempo real, de modo que son bienvenidas.
Sonido
La banda sonora del juego es idéntica a la de la película que emula. El apartado sonoro es muy adecuado en ambientación, pues diferencia muy bien las escenas de acción de las de suspense o la de meros diálogos que encuadran la historia.

En las secuencias de acción, por ejemplo, la música se vuelve trepidante en combinación con unos logrados efectos sonoros, como los ruidos lejanos, y un par de tiroteos bajo la lluvia en algunos niveles son casi relajantes. En otras ocasiones, todo se vuelve silencio.
Jugabilidad
Las armas normales son originales en su diseño, pero no en su función. Se ajustan a lo que uno espera de estos juegos: pistolas cortas, ametralladora, lanzallamas, escopeta y rifle de precisión (una ballesta, en este caso). Para romper un poco la monotonía hay tres tipos de armas secundarias. Un grillo metido en una caja que atonta a los enemigos, bombas de agua bendita que les hacen más vulnerables y un artefacto llamado “manto de moisés” que mata todo lo que haya en la pantalla en ese momento.

Pero sí hay algunos elementos de jugabilidad relativamente originales en Constantine que merecen la pena. Por una parte, se incorpora un sistema de salud consistente en llevar una cantimplora mágica que puede guardar una cierta cantidad de vida y ser rellenada en fuentes o encontrando botellas de agua a lo largo del juego. Si la vida se acaba, morimos aunque la cantimplora esté llena, así que encontrar un momento para dar un trago en medio de una pelea es importante y añade estrategia a los combates. También el hecho de que el agua recupera más vida directamente sobre Constantine que metida en la cantimplora, así que a veces compensa más llevarla llena aunque tengamos la barra de vida a medias, controlando el riesgo.

Otro elemento interesante pero no innovador es la posibilidad de cambiar de plano utilizando portales. Cuando veamos un charco de agua en el suelo podremos viajar al infierno, que resulta ser una versión degradada y ardiente de los escenarios normales, así que encontraremos que puertas cerradas en el mundo real están abiertas o rotas en el infierno, y viceversa. Desgraciadamente, por más que el infierno sea una delicia visual en todos los sentidos, esta característica no está bien aprovechada.

Pocas veces hay que cambiar de plano, y normalmente la cosa consiste en llegar a una puerta cerrada y ver un charco justo delante que nos lleva a una pequeña sección de mapa en el que la puerta está abierta. Cruzamos y volvemos a la realidad. Al final, uno acaba jugando el juego como una secuencia de segmentos, unos en el mundo real y otros en el infierno, y los dos planos alternativos no rompen la linealidad, sino que la aumentan.

El tercer aspecto interesante es el sistema de hechizos. Constantine es un mago experto y tiene a su disposición varios hechizos para luchar contra sus enemigos. Al contrario que en otros juegos de acción con elementos similares, no hay que abrir ningún menú para usar magia en Constantine. Seleccionamos el hechizo que queremos utilizar con una tecla y presionamos otra para lanzarlo. En ese momento todo se mueve a cámara lenta y tenemos un tiempo limitado para ejecutar una combinación de botones distinta para cada conjuro. Si lo logramos sin confundirnos, antes de que se acabe el tiempo, de que un enemigo logre golpearnos y sin movernos, el hechizo funcionará con toda la parafernalia visual de rigor, Constantine también tiene lo que el juego llama “vista verdadera”. Apretando un botón pasaremos a un modo en primera persona en el que podremos ver en la oscuridad y encontrar marcas que ayudan a resolver acertijos o puertas ocultas. El sistema se aprovecha bastante bien en algún que otro puzzle y en las múltiples secciones oscuras de los niveles. También, de hecho, que hay que resistir la tentación de jugar Constantine directamente como un shooter en primera persona. Si no fuese por el horrible filtrado en colores azules que tiene este modo, sería la primera opción de muchos jugadores, porque Constantine puede hacer en primera persona absolutamente todo lo que hace en tercera: moverse, apuntar, disparar… En la práctica no hay ninguna desventaja, aparte de la estética, en mantener activa la “vista verdadera” durante todo el juego.
Idiomas
El doblaje está bastante logrado, con voces en castellano realizadas por los mismos actores que doblan a los personajes de la película.
Votaciones

leonidas
(8)

camus
(8)

troya
(8)

wizard
(8)

yumas
(8)

martika
(4)

faramir
(6)

marisol
(6)

constantine
(8)

lucifer
(8)

dagorlad
(6)

aragorn
(6)

cretasol
(8)

mordor
(6)

boromir
(6)

hernán cortés
(2)

eduard
(8)

phantom
(4)

marina
(4)

carlomagno
(2)

amstel
(6)

alguta
(4)

anthony
(7)

agamenon
(5)

prelado
(7)

Pupu
(5)

patriot
(5)
 
                 Darse de alta en el portal web
                 Recuperar contraseña



 
 Administrador:wizard, administrador 
 Programador:wizard 
 Diseño gráfico:wizard 
 Colaborador:lucifer, constantine, dagorlad 
 Moderador:troya, camus 
 Total de pobladores:4155Aviso legal  Privacidad  FAQs  Editorial  
 
No hay ningún usuario conectado a la web.