23-04-2019
Se han ajustado varios talentos de las distintas clases. Para más informnación pincha aquí
El Webmaster

08-07-2013
Ya está habilitada la nueva galería de módulos de rol según el formato nuevo de listados.
Podeis vistarla pinchando aquí o desde el menú de navegación superior.

El Webmaster

02-02-2012
Podeis cambiar los cuadros a mostrar en la pantalla de inicio entrando en DATOS DEL PERSONAJE en la barra lateral de la derecha, y especificando qué cuadros deseais ver.
El Webmaster

01-02-2012
Se ha habilitado una nueva galería de series, en donde podréis sugerir, votar y comentar vuestras favoritas
Grupo de colaboradores

La historia se repite una y otra vez, y todos lo errores los volverás a cometer de nuevo. (Humos, ángel caído.)


Volver a la biblioteca de juegos
 
Crusaders: Thy Kingdom Come
Género: Estrategia
Comentarios (2)

(Sugerido por: troya)
Sinopsis
Gráficos
Sonido
Jugabilidad
Idiomas
Votaciones
Sinopsis
Al grito de 'es la voluntad de Dios' el Papa Urbano II lanzó a todos los hombres de armas o dispuestos a usarlas a un 'noble' objetivo: recuperar Jerusalén para la cristiandad. Tan noble gesta se convirtió en un loable objetivo por el que luchar, ya fuera por fe, ambición, poder o simples riquezas. Los más altos ideales espirituales y las mayores recompensas materiales estaban sobre la mesa y fueron muchos en Occidente los que escucharon la llamada y acudieron para dar un sentido a sus vacías vidas. Así comenzó la primera y sangrienta 1ª Cruzada y así comienza Thy Kingdom Come, un título que centra su acción en esta histórica batalla que tanta fascinación suele generar en todo tipo de obras.

Bajo esta premisa, se presenta una campaña claramente lineal con una serie de misiones bien definidas que hay que acometer en sucesión. No hay metajuego ni elementos de gestión, sólo una sucesión de batallas controlando a un ejército creciente y con una serie de objetivos principales y secundarios. Aunque hay algunos elementos que hay que considerar y que entran dentro de las pocas decisiones estratégicas que se pueden adoptar.

Al no haber un metamapa entre misiones, todo lo que hay entre batallas se reduce a una fase de planificación en la que puedes realizar diferentes acciones: comprar más unidades para tu ejército, hacerte con reliquias que mejoran la fe de tus soldados, adquirir mejoras para el líder de tu facción o pedir ayuda al resto de las facciones cruzadas para obtener más hombres dependiendo de las relaciones que tengas con ellos. Hasta ahí llegan unas opciones que se presentan escasas para un juego de este calado, con temas tan importantes como la diplomacia dejadas en segundo plano.

No hay una gran profundidad de opciones fuera de la batalla y eso es quizás uno de los aspectos más criticables del juego, ya que esa parquedad se deja notar también en el seno de las batallas, donde las pocas opciones disponibles no permiten personalizar en gran medida el tipo de ejército que tienes a tu disposición. El dinero que se obtiene es escaso y la posibilidad de comprar nuevas tropas es bastante limitada. La variedad de unidades es adecuada, especialmente dado el elemento histórico del juego, aunque se echa en falta algo de sofisticación en las batallas ya que el sistema de piedra/papel/tijera está demasiado patente y crea cierta sensación de artificialidad en las batallas.

Tampoco Crusaders destaca por ser un juego con una flexibilidad en sus reglas que se pueda identificar con el realismo. Cosas como que un grupo de ocho cruzados aniquilen a 50 hombres, aunque sean arqueros, denotan que el piedra/papel/tijera funciona de forma demasiado estricta, lo que es un error. El hecho de que los escenarios estén preestablecidos y la poca flexibilidad a la hora de formar tu ejército dan una sensación almidonada que no entusiasmará a los amantes de la táctica, aunque puede ser suficiente para entretener a los menos exigentes. Opciones como las de mejorar tus tropas, incorporarles un capitán para añadirles fuerza y moral, o aumentar sus atributos son decisiones que añaden un poco de sabor, pero su reflejo en combate es bastante tenue y no hay decisiones estratégicas que marquen decisivamente el curso de una batalla.
Gráficos
Si hay algo que destacar es la bella factura técnica con la que el juego está recreado, con unos escenarios que reflejan bien la riqueza de matices entre los mediterráneos alrededores de Constantinopla y las tierras colindantes a Jerusalén. Los escenarios aparecen cargados de vegetación y con una topografía variada que hace que el mirar alrededor con la cámara sea un ejercicio frecuente para apreciar el trabajo realizado en este campo. En lo que respecta a unidades, aunque estas se presentan con un grado aceptable de detalle y una animación decente, pecan un tanto de robóticas. Se debería haber puesto más cuidado en que los modelos no sean siempre los mismos, con los mismos ropajes y movimientos.

Tampoco hubiera estado mal incluir una mayor variedad de movimientos tanto dentro como fuera del combate, ya que aunque no sea ese el principal requerimiento para un juego de estrategia, nadie va a dudar que uno de los principales atractivos visuales de estos juegos es el choque entre ejércitos cargada y la representación del fragor de la batalla. Ha faltado gusto y atención por el detalle en un juego que luce muy bien en imágenes estáticas pero al que le ha faltado un pequeño impulso para destacar realmente en este apartado. Pero a pesar de estos detalles, Crusaders tiene varios momentos visualmente destacables.
Sonido
El sonido está subrayado por los numerosos acordes, voces, ritmos y -sobre todo- efectos de batalla, que componen el juego en sí.
Durante el combate tendremos un sonido de acompañamiento bastante acertado, con ritmos que cambiarán dependiendo si estamos rompiendo filas, huyendo, o destrozando al adversario, mientras voces de tus generales se entremezclan de por medio con las de las unidades atemorizadas por la caída de algún líder, o envalentonadas por haber dado muerte a uno del enemigo.
Jugabilidad
Tampoco Crusaders destaca por ser un juego con una flexibilidad en sus reglas que se pueda identificar con el realismo. Cosas como que un grupo de ocho cruzados aniquilen a 50 hombres, aunque sean arqueros, denotan que el piedra/papel/tijera funciona de forma demasiado estricta, lo que es un error. El hecho de que los escenarios estén preestablecidos y la poca flexibilidad a la hora de formar tu ejército dan una sensación almidonada que no entusiasmará a los amantes de la táctica, aunque puede ser suficiente para entretener a los menos exigentes. Opciones como las de mejorar tus tropas, incorporarles un capitán para añadirles fuerza y moral, o aumentar sus atributos son decisiones que añaden un poco de sabor, pero su reflejo en combate es bastante tenue y no hay decisiones estratégicas que marquen decisivamente el curso de una batalla.

El estudio Neocore ha sido aplicado, estableciendo detalles como condiciones ambientales, que pueden alterar el movimiento de las tropas y distintos tipos de terreno, que alteran la visibilidad, el movimiento e incluso los parámetros ofensivos y defensivos. También se han tenido en cuenta la orografía para medir la velocidad de las tropas, que no es la misma en subida que en bajada, así como otros detalles como el que tus propias unidades pueden ser afectadas por las flechas de tus arqueros, por lo que hay que considerar bien los tiempos.

Aquellos que estén familiarizados con el sistema de control de Total War se sentirán como en casa ya que el estudio ha tomado muchos elementos de esa fórmula para su juego, incluyendo la organización de unidades, la forma en la que se pueden desplegar en el terreno en el terreno, los movimientos del ratón, los iconos... el interfaz es prácticamente el mismo a excepción de una barra lateral gigante en la que se dan instrucciones claras de qué tipo de unidad estás dirigiendo en cada momento, sus fortalezas y debilidades; una información que por otro lado a veces se antoja excesiva y que desconecta un poco de la ambientación dentro de la batalla. El control de cámaras también es muy parecido, aunque Crusades acusa cierta falta de refinamiento en este apartado ya que ese control puede resultar algo brusco en ocasiones lo que en ocasiones hace hasta poco recomendable tratar de girar la cámara.

Otro de los aspectos que merece ser destacado es el inteligente sistema de misiones secundarias opcionales que se ha implementado y que es una buena idea digna de elogio. Puesto que hay varias facciones compitiendo, por así decirl,o por llegar antes a ciudad santa, las relaciones que hay entre ellas tiene su papel en la contienda. Para mejorar -o empeorar- estas relaciones, se permite adoptar misiones secundarias opcionales que pueden mejorar tus relaciones con otros cruzados, aunque también empeorarlas -de hecho, hay misiones secundarias contradictorias cuya consecución implica un enfriamiento en las relaciones con algún bando en favor de otro-. Es un pequeño componente de diplomacia aplicada al corazón de la batalla y es efectivo, aunque se echan en falta más opciones en esa línea.

Fuera de la campaña y sus cuatro niveles de dificultad, no hay mucho más con lo que entretenerse con Crusaders, los cinco escenarios se adjuntan se antojan escasos y parecen las sobras de un abortado intento de campaña controlando a las fuerzas árabes y el multijugador se limita a duelos entre dos jugadores en un campo de batalla por red local o internet. En relación con lo que ofrecen los títulos de Total Assembly, o incluso comparado con Mark of Chaos y sus dos campañas, Crusaders puede hacerse algo corto para muchos, sin más aliciente que tratar de superar la campaña con un nivel de dificultad mayor.
Idiomas
EL juego provee de varios idiomas de instalación, tales como el inglés o el castellano, que podremos oír en las animaciones (las pocas que hay) y en los chillidos durante el combate así como en los subtítulos antes de los mismos.
Votaciones

constantine
(4)

lucifer
(6)

camus
(6)

troya
(6)

boromir
(6)

hernán cortés
(6)

mordor
(2)

yumas
(6)

faramir
(6)

cretasol
(4)

amstel
(2)

alguta
(4)

phantom
(3)

prelado
(1)

Pupu
(7)

marisol
(5)
 
                 Darse de alta en el portal web
                 Recuperar contraseña



 
 Administrador:wizard, administrador 
 Programador:wizard 
 Diseño gráfico:wizard 
 Colaborador:lucifer, constantine, dagorlad 
 Moderador:troya, camus 
 Total de pobladores:4158Aviso legal  Privacidad  FAQs  Editorial  
 
No hay ningún usuario conectado a la web.