23-04-2019
Se han ajustado varios talentos de las distintas clases. Para más informnación pincha aquí
El Webmaster

08-07-2013
Ya está habilitada la nueva galería de módulos de rol según el formato nuevo de listados.
Podeis vistarla pinchando aquí o desde el menú de navegación superior.

El Webmaster

02-02-2012
Podeis cambiar los cuadros a mostrar en la pantalla de inicio entrando en DATOS DEL PERSONAJE en la barra lateral de la derecha, y especificando qué cuadros deseais ver.
El Webmaster

01-02-2012
Se ha habilitado una nueva galería de series, en donde podréis sugerir, votar y comentar vuestras favoritas
Grupo de colaboradores

La perversión y la corrupción se disfrazan casi siempre de ambigüedad; por eso la ambigüedad no me gusta, ni confío en ella. (John Wayne)


Volver a la biblioteca de juegos
 
Warhammer Online: Age of Reckoning
Género: RPG Online
Comentarios (7)

(Sugerido por: faramir)
Sinopsis
Gráficos
Sonido
Jugabilidad
Idiomas
Votaciones
Sinopsis
Iniciamos la andadura en Warhammer Online mediante la selección de personaje, que determinará nuestro estilo de juego y reino. Existen seis razas en el juego, divididas entre bando de la luz y de la oscuridad. Por un lado Altos Elfos, Enanos e Imperiales y del otro los pielesverdes Orcos y Goblins, Elfos Oscuros y Caos. Se nos ofrece una veintena de clases para elegir, todas ellas bastante peculiares y diferenciadas las unas de las otras. El recorte de contenido dejó algo cojo este apartado, problemas que se evidencian en los emparejamientos uno contra uno que el juego utiliza para los enfrentamientos reino contra reino. En este contexto, los imperiales perdieron su clase tanque, los caballeros del sol llameante, mientras que el caos mantuvo sus cuatro profesiones, ofreciendo además un personaje, el elegido del caos, que asume dicho rol.

Lo mismo ocurre en el emparejamiento entre elfos, donde los altos mantuvieron sus cuatro profesiones y los oscuros perdieron por el camino a la guardia negra, también de clase tanque. Por tanto, a priori, algunas razas tienen una mínima ventaja –altos elfos y caos – al mantener sus formaciones originales intactas, mientras que el resto debe conformarse con tres clases, incluyendo enanos y pielesverdes, perdiendo arquetipos importantes de cara al combate entre jugadores. Aún así, hay papeles para todos los gustos en cualquiera de los dos bandos, quizá dándole más importancia al combate cuerpo a cuerpo que a la magia o al combate a distancia. Las posibilidades de especialización de las clases nos permiten desarrollar combatientes con especializaciones bastante marcadas, y volver a revisar nuestras preferencias cuando lo deseemos. Entraremos en detalle posteriormente, cuando hablemos del sistema de habilidades.

El editor incluido en el juego nos dejará modificar los rasgos faciales del personaje, así como su nombre, resultando bastante básico y funcional. Echamos de menos algo más de personalización, ya que todos los personajes de la misma clase pecan de resultar bastante clónicos. Posteriormente podremos alterar el equipamiento de nuestro personaje con tintes y una gran variedad de objetos, incluyendo capas, joyas y varios trofeos que llevar encima para demostrar nuestras victorias y logros. Dependiendo de nuestra clase portaremos un equipamiento ofensivo, que puede consistir en un arma corta y un arma de larga distancia, dos armas, un arma a dos manos o un arma y un escudo. Algunas armas, como las hachas de los enanos y de los bárbaros del caos son arrojadizas y pueden funcionar como proyectiles de rango cercano.

Una vez que nuestro avatar esté creado en el servidor, podremos acceder al universo de juego. El compendio de servidores es variado y existen varios por país europeo. Existen varios tipos de servidores y la diferencia esencial, amén de muchas otras, es que el servidor tipo core ofrece el sistema de juego básico y el de tipo RvR abierto pone pequeñísimas limitaciones a donde podemos ser atacados por un rival. Creando nuestro personaje en un servidor del segundo tipo tendremos emoción garantizada, puesto que cruzarse con un rival en casi cualquier zona del juego – salvo en la ciudad inicial – ofrecerá posibilidad de combate. Existe un sistema para evitar que los jugadores de alto nivel permanezcan alrededor de las ciudades con rivales menos poderosos para recolectar muertes rápidamente.

Se trata ni más ni menos que del tan controvertido sistema de la gallina, que nos convertirá en uno de estos animales –del caos si somos del bando de la oscuridad – si entramos en un área de juego que está dos grados por debajo de la que nos correspondería. También hablaremos posteriormente de los grados de las áreas de juego o tier en inglés, en las que se estructura Warhammer Online. Esta medida ha sido bastante criticada por que implica que si nos dejamos misiones sin hacer en dicha zona no podremos volver a acabarlas puesto que acabaremos totalmente cubiertos de plumas y cacareando. Pese a ello, no es mala solución, al menos temporal, para evitar el tan temido abuso por parte de jugadores experimentados.
Gráficos
Todos los polígonos, abosolutamente todos, están elaborados siguiendo un 3D con una física de movimiento e interacción muy realista. Se agradece que no existan esos molestos clipping y texturas de armas y brazos atravesando las paredes, además de existir colisión entre personajes, que aunque puede resultar más hermoso y real, se puede llegar a armar auténticas hecatombes en puentes y ciudades grandes con mucha gente...

Los efectos de agua del mar, atmosféricos, lluvias, volcanes, y demás están endulzados con unos colores y una paleta de tonalidades soberbia, capaz de satisfacer al más exigente. Todo ello pide una hardware de calidad y potente, y es que WAR ha querido competir contra los otros juegos del género, ofreciendo una calidad inigualable.
Sonido
Ópera, gregoriano, sintetizador con tambores de guerra, cánticos élficos, gritos de batalla... todo eso y mucho más componen una estudiada banda sonora que no deja indiferente y nos hará subir el volúmen de los altavoces.

Cada zona carga distintas canciones según su tipología y ambiente, habiendo incluso subzonas tales a tabernas y puertos marítimos con sus propias ambientaciones sonoras.

Los sonidos de cascos de caballos, de armaduras, de flechas surcando el aire y casi cualquier efecto, encajan con fuerza en ese ambiente sufrido y de guerras épicas.
Jugabilidad
Hay que dejar claro desde el minuto uno que WAR no es un juego especialmente pensado para aquellos que comienzan en el juego en red. En pantalla se presentan de golpe y porrazo una gran cantidad de indicadores, intuitivos para los jugadores habituados, pero quizá demasiado confusos para llegar sin una explicación previa para los menos experimentados. Más aún, la ausencia de un tutorial al uso, reemplazado con pequeñas ventanas de consejos, no facilita mucho la integración de nuevos jugadores. El manual de juego, con sus escuetas descripciones, tampoco consigue desempeñar esta labor. Así, los primeros minutos de juego pueden resultar bastante desconcertantes, puesto que constantemente recibiremos un flujo de indicaciones, notificaciones y avisos que pueden llegar a despistar bastante.

El sistema de juego de WAR es complejo, y se basa en el concepto de habilidades que todos conocemos de anteriores MMO. Existen tres tipos de habilidades principales, a saber; comunes, tácticas y de moral, además de otras pasivas o capacidades de nuestro personaje. El avance a través de los cuarenta niveles de experiencia o rangos en que se divide la progresión nos ofrecerá nuevas habilidades disponibles en cada nivel, además de puntos de maestría con los que adquirir varios tipos de ellas o mejorar las existentes. Estos puntos de maestría serán la moneda a pagar para conseguir un personaje personalizado. Podemos invertirlos en tres caminos de especialización diferentes en cada clase de personaje, y nos permiten, por ejemplo, definir si queremos un mago más ofensivo, mas defensivo, o versátil, pero siempre dentro del trasfondo de la clase elegida.

También nos permiten adquirir las poderosas habilidades de moral, devastadoras, pero que sólo pueden activarse cuando nuestro medidor se encuentra lleno hasta cierto punto. Esta barra se irá completando al luchar, y se vaciará cuando utilicemos una habilidad de moral, para evitar su abuso constante. Por último, los puntos de maestría nos permiten adquirir habilidades tácticas, que permiten configurar una serie de bonificadores adaptados a nuestro estilo de juego. Si somos un guerrero sombrío alto elfo y preferimos el combate a larga distancia dispondremos nuestras habilidades tácticas de forma que mejores nuestra capacidad de infligir daño a distancia. Existen conjuntos de tácticas que se pueden configurar al gusto, de forma que podremos cambiar rápidamente de uno a otro, al pasar de combate lejano a los choques cuerpo a cuerpo, por ejemplo.

Por supuesto, deberemos elegir que hacer con nuestros puntos de maestría, aunque se pueden recuperar hablando con un entrenador de carrera y pagando una módica cantidad de dinero para ello. Además de con nuestras habilidades, contamos con una serie de indicadores sobre el estado de nuestro personaje, simplificados en barras, que pueblan el interfaz por defecto en la parte superior. Contamos con una barra de experiencia, otra de renombre y una de influencia sobre ciertos personajes de la zona del mapa actual. Además, contamos con la barra de moral en la parte inferior de la pantalla, que se irá llenando cuando combatimos, y el habitual medidor de vida, acompañado de una barra con puntos de acción, el equivalente al maná de otros títulos.

A priori, la cantidad de información que se ofrece en pantalla puede desconcertar, aunque también es cierto que el interfaz es totalmente manipulable y se puede configurar a nuestro gusto desde dentro del propio título. Podemos cambiar de lugar y redimensionar las distintas ventanas, dejando el área de juego tan limpia –o saturada – como nos apetezca en cada momento. Una vez conocida la mecánica de juego, resulta bastante sencillo progresar en WAR, aunque el choque inicial puede desanimar a algunos jugadores, que desconocerán el uso de la mayoría de indicadores de su ventana. El uso de maestrías permite dotar a los personajes del carácter que escojamos, haciendo que existan multitud de arquetipos disponibles, por lo que es fácil encontrar alguna con la que sentirse cómodo.

Durante nuestras aventuras no solo pasaremos tiempo peleando, también viajaremos, descubriremos nuevas tierras y criaturas. Para guardar un registro de todo ello, además de almacenar nuestros logros y trofeos, WAR cuenta con el tomo del conocimiento. Este libro es una brillante implementación de un diario de batalla, y en sus múltiples categorías almacena desde nuestro registro de misiones hasta la descripción de la flora y fauna del universo de Warhammer. Sus páginas se irán poblando con el resultado de nuestros viajes y acciones, y recibiremos puntos de experiencia por ir escribiendo en ellas. Esta es la manera de Mythic de premiar a los jugadores que disfruten de su juego al máximo y se dediquen a vivir la experiencia que ofrecen en todos sus aspectos. Así, actos como alcanzar una zona desconocida del mapa o encontrar alguna especie nueva se considerarán pequeñas hazaña y recibiremos experiencia por ello, quedando anotadas en nuestro diario junto a una breve descripción y alguna historia relacionada.

Este es el punto en el que el potencial de la franquicia alcanza su máximo exponente, ya que durante el juego encontraremos miles de líneas de texto con historias, relatos y descripciones del conocimiento del mundo. La cantidad de material es abrumador, y no se puede calificar a la ambientación general del juego con otro adjetivo que no sea sobresaliente. Todos los detalles se han pensado al máximo para que ensamblen conforme al trasfondo que Games Workshop ha pulido durante 25 años. Desde nombrar a los héroes enemigos con los mismos rangos de poder que los héroes del juego de miniaturas hasta encontrar decenas de personajes y enemigos sacados directamente del bestiario de Warhammer. En este sentido, la traducción de los textos del juego todavía dista bastante de estar completamente en nuestro idioma, aunque una gran parte de las misiones si lo está, así como muchas voces de los personajes no jugadores.

Para facilitar la labor, podemos adquirir monturas a partir del rango 20, en la capital de nuestro reino, o utilizar los maestros de vuelo dispuestos en los distintos enclaves cercanos a las batallas. Estos nos transportarán a puntos ya visitados a cambio de una suma de dinero y resultan las forma mas cómoda de moverse cuando uno no quiere perder tiempo. Si nos gusta viajar, podremos hacerlo a lomos de nuestra montura, que son seres o artilugios directamente extraídos del trasfondo de Warhammer, como no podría ser de otra manera. Por supuesto, son propios para cada raza e incluye girocopteros para los enanos, lobos para los goblins o los monstruosos reptiles gélidos para los elfos oscuros, entre otros. Eso si, preparad una buena suma de dinero porque no son precisamente baratas.
Idiomas
Aunque esto no arruina para nada la experiencia de juego, se echa de menos una traducción más completa del juego, más aún cuando lleva tanto tiempo en beta cerrada. En los próximos meses irá aumentando el ritmo de las traducciones, ya que son un factor importante para atraer a aquellos menos hábiles con el inglés. En cualquier caso, las misiones se pueden resolver de forma intuitiva siguiendo los marcadores en nuestro minimapa, que nos rodeará en rojo las áreas en las que tenemos algún asunto pendiente, así como nos indicará cual es nuestra misión en dicha área. Este sistema de ayuda resulta bastante práctico y facilita la identificación de asuntos por terminar, de forma complementaria al registro de misiones del tomo del conocimiento.
Votaciones

leonidas
(10)

constantine
(10)

hernán cortés
(10)

lorien
(10)

boromir
(10)

Tuork
(8)

troya
(10)

lucifer
(6)

yumas
(8)

faramir
(10)

phantom
(8)

cretasol
(8)

poirot
(6)

amstel
(6)

alguta
(6)

connan
(5)

camus
(5)

prelado
(5)

agamenon
(3)

Pupu
(5)

patriot
(5)

marisol
(3)
 
                 Darse de alta en el portal web
                 Recuperar contraseña



 
 Administrador:wizard, administrador 
 Programador:wizard 
 Diseño gráfico:wizard 
 Colaborador:lucifer, constantine, dagorlad 
 Moderador:troya, camus 
 Total de pobladores:4158Aviso legal  Privacidad  FAQs  Editorial  
 
No hay ningún usuario conectado a la web.