08-07-2013
Ya está habilitada la nueva galería de módulos de rol según el formato nuevo de listados.
Podeis vistarla pinchando aquí o desde el menú de navegación superior.

El Webmaster

02-02-2012
Podeis cambiar los cuadros a mostrar en la pantalla de inicio entrando en DATOS DEL PERSONAJE en la barra lateral de la derecha, y especificando qué cuadros deseais ver.
El Webmaster

01-02-2012
Se ha habilitado una nueva galería de series, en donde podréis sugerir, votar y comentar vuestras favoritas
Grupo de colaboradores

09-03-2011
El Golden Kingdom, luego de ciertos retoques en su motor interno, abre sus puertas de nuevo en una nueva campaña. En los días sucesivos se irán introduciendo mejoras en su interfaz...
El Webmaster

Lo único que hace que venza el mal es que los hombres de buena fe no hagan nada. (El último Samurai)


Volver a la biblioteca de juegos
 
Blood Bowl
Género: Deportes
Comentarios (8)

(Sugerido por: amstel)
Sinopsis
Gráficos
Sonido
Jugabilidad
Idiomas
Votaciones
Sinopsis
Blood Bowl es un juego de mesa de miniaturas creado por la compañía Games Workshop, en la que dos equipos se enfrentan en una especie de fútbol americano, con jugadores de varias razas y con distintos poderes que podrán en práctica según la situación el adversario que tenga en frente suya.

El juego trata de meter más goles que el adversario y, por supuesto, de poder acabar el partido con los suficientes jugadores mínimos, pues es posible acabar con toda la plantilla en "boxes". Y es que usaremos armas contundentes como porras, de filo como espadas y sables marcianos, armas de fuego protozoicas, armaduras para darnos consistencia frente a los golpes, yelmos de combate con perforadores y un largo etcétera que hará de nuestro equipo de fútbol un batallón pensado para ganar "sea como sea".

No solo seremos el manager y entrenador de las habilidades de los jugadores, sino que también lucharemos en el campo jugando cada partido, manejando al jugador activo que lleve la pelota en todo momento, y emplazando pases, chutes, tiros (con armas), placajes y todo el uso de habilidades que se tendrán, hecho que requiere de mucha práctica especialmente si jugamos en el modo libre. En el modo por turnos, la cosa es más relajada y hay más tiempo para determinar las acciones a realizar...
Gráficos
El escenario es más o menos fijo, es decir, un estadio, y éste va variando en cámaras, acercamientos y distintas tramas de tierra y hierba donde los jugadores de cada equipo llevarán a cabo sus partidos. Dichos escenarios son tridimensionales con una paleta de colores muy amplia y con unos gráficos muy ricos en detalles, con zonas mal cuidadas, desconchones de tierra a medida que avanza el tiempo, hierba seca por determinadas zonas...

Detrás del escenario hay modelados de público, vallas publicitarias e incluso animadoras (sí, incluso de la raza orca) bailando en su enfoque 3D, con muy buena armonía y simbiosis entre ambos conjuntos escenario-entorno.

Pero es en los jugadores donde el motor gráfico mejor se puede observar, unos jugadores en 3D milimetrados en detalles, con camisas con insignias distintas (según su rango en el equipo, determinados trofeos ganados, etc), con distintos modelados de cuerpo y pelos, tonalidades también distintas en sus cabellos y piel... una configuración que hará que cada jugador de tu equipo sea totalmente distinto, sin lugar a dudas.

Los efectos de aturdimientos y golpes por parte del público a los jugadores de cada equipo están muy bien integradas con el desarrollo gráfico general, es decir, no se producen variaciones de modelados entre las cosas arrojadas desde las gradas y el balón mismo, haciendo que todo sea un todo muy consistente.
Sonido
La narración de un par de comentaristas harán más amenos los partidos en su desarrollo, pre-análisis y finalización, con unos comentarios que, sin llegar a resultar especialmente interesantes, aportan comentarios jocosos y divertidos. Eso sí, en inglés, pues en castellano no se ha traducido ni se traducirá... una lástima.

Por otro lado, lo que más escucharemos serán los golpes y sonidos típicos del partido, como el ruido ambiente de los aficionados, el crujido de los huesos de los jugadores y las caídas al suelo de los mismos, además del uso de las habilidades especiales y mágicas de nuestros jugadores. La sincronía no acaba de ser del todo correcta, ya que los eventos tienden a producirse unos instantes después de que el sonido haya aparecido, sobre todo si jugamos en el modo por turnos, hecho fácilmente apreciable desde nuestros primeros trotes por esos estadios. El puente de comunicación gráfico-sonido aquí denota cómo no existe, y como son dos motores independientes ajenos a sus labores respectivas.

La banda sonora consigue pasar totalmente desapercibida, quedando relegada a un segundo plano por la intensidad del juego y por que durante la partida se está más atento a las jugadas que al sonido de fondo, que en este caso está ocupado por los efectos sonoros. Es un juego que puede resultar muy absorbente en su jugabilidad, y es por ello que estaremos con todos los sentidos orientados a ver qué jugada es la siguiente que hacemos y de vigilar al equipo adversario más que oir la música de fondo, tapada por los diálogos de los comentaristas, entre otras cosas.
Jugabilidad
Lo primero que vemos es que nos dan la opción de jugar con las reglas oficiosas del juego de mesa de miniaturas o bien con una versión diferente de las mismas, que permite la mejora de jugadores y otro conjunto de añadidos, es decir, un aliciente que introduce conceptos como la veteranía de los jugadores y algo de rol en sus habilidades.

El título nos plantea una campaña basada en llevar nuestro equipo hasta la cima, partiendo desde la base más absoluta. Una vez elegida una raza, de entre las ocho que se incluyen, deberemos invertir nuestro dinero y el de nuestros patrocinadores en conseguir ganar competiciones, y dejar de ser unos pobres tontanias pegando patadas a un balón para ser unos auténticos monstruos de la liga.

La elección del equipo que hagamos al inicio hará que nuestra táctica sea bien diferente en cada caso y es que dispondremos de distintos tipos de jugadores, especializados en diferentes áreas, que poseerán habilidades para cumplir tareas específicas. Combinando el estilo de juego de nuestro equipo con una distribución adecuada de roles podremos formar equipos bien diferenciados y basados en aspectos bien distintos, como incapacitar al contrincante, realizar un juego rápido o poseer una defensa inquebrantable. De forma idéntica al juego de mesa, todas las acciones se realizarán con tiradas, cuyo resultado podremos ver en pantalla, y con las que interactuaremos en el modo de juego por turnos. Si disfrutamos de un encuentro en tiempo real será la IA la que seleccione automáticamente el mejor resultado de las tiradas, siempre que tengamos que hacerlo.

Hay dos modos de juego: en tiempo real o bien por turnos, tal cual el juego de mesa plantea. En general, los partidos en tiempo real resultan caóticos, quizá por que un juego tan basado en reglas que requieren meditar las decisiones resulta complicado de adaptar a un enfoque en el que se prescinde de turnos. Sea como sea, el intento de de dinamismo a los partidos acaba casi siempre en una extraña melé de jugadores caídos y en los que, en general, no resulta raro que no podamos influir demasiado en el resultado. En este modo de juego, podremos establecer la actitud de cada uno nuestros jugadores como ofensiva, defensiva o netural, en cualquier momento. Mas allá de ello, podemos tomar control de cada uno en cualquier momento, aunque los que no están gobernados por nosotros tienden a actuar de forma algo aleatoria y "extraña", defendiendo en ataques y pegándole a un contrincante cuando debería estar acompañándonos en ataque.

Si pasamos al juego por turnos, la cosa cambia, y disponemos del mismo sabor, exacto, que se ofrece en una partida de miniaturas. Los turnos pasan ahora de ser un continuo de tiempo a una sucesión alternada de oportunidades de movimiento y acción para cada jugador. Aquí, una decisión mal tomada hace que perdamos el turno y la oportunidad de avanzar, al contrario que en el juego en tiempo real, donde todo continúa aunque perdamos el balón o un jugador caiga derribado. Este sistema, pese a ser mucho más estricto es el más fiel con el juego, y probablemente el que más guste al aficionado que ya conoce la mecánica del juego de tablero. También es mucho más sencillo de gestionar, y ofrece el cien por cien de posibilidades para sacar el máximo rendimiento de las habilidades de nuestro equipo.

Fuera de los partidos, se propone una gran cantidad de tipos de juego, desde el mencionado modo historia hasta la posibilidad de jugar partidos amistosos o entrar online al completo modo de torneos existente. La gran cantidad de opciones puede despistar a la hora de navegar entre ellas, ya que las diferentes pantallas del interfaz están muy pobladas de botones que nos ofrecen acceso a multitud de elementos. Desde mejorar nuestro equipo con refuerzos hasta invertir el dinero conseguido en sobornos al árbitro o armas contundentes, todo está permitido en Blood Bowl, donde lo único que vale es ganar. Durante el juego, seremos testigos de una gran cantidad de eventos, muchos de los cuales no tienen más representación visual que un cuadro de texto explicándonos lo que ha pasado.

Hay que hacer mención también al completo repertorio de tutoriales que se implementa, dispuesto perfectamente para entender todas las bases jugables del título. De hecho, se intentan explicar casi todas las reglas existentes, desde el sistema de placajes hasta las opciones de gestión del equipo, algo que es de agradecer. En un título como este, que bebe de un conjunto de reglas relativamente complejo, es realmente necesario un sistema que permita a los nuevos jugadores acceder a las posibilidades que se les ofrece, algo que en Blood Bowl se hace de forma acertada. La curva de aprendizaje, no obstante, es algo inclinada por el escalón inicial que supone comprender como funciona el juego a nivel interno. Una vez superado este escalón, los partidos son mucho más rápidos y accesibles para todo tipo de usuarios.
Idiomas
Se puede disfrutar de este juego en castellano para los menús y comentarios escritos. Los diálogos de los comentaristas, sin embargo, solo podrán oirse en inglés.
Votaciones

constantine
(8)

troya
(10)

gonnan
(10)

lucifer
(10)

amstel
(10)

leonidas
(8)

lorien
(8)

faramir
(6)

cretasol
(4)

alguta
(6)

boromir
(7)

phantom
(5)

connan
(5)

camus
(3)

prelado
(1)

agamenon
(3)

Pupu
(5)

patriot
(3)

marisol
(3)
 
                 Darse de alta en el portal web
                 Recuperar contraseña



 
 Administrador:wizard, administrador 
 Programador:wizard 
 Diseño gráfico:wizard 
 Colaborador:lucifer, constantine, dagorlad 
 Moderador:troya, camus 
 Total de pobladores:4153Aviso legal  Privacidad  FAQs  Editorial  
 
No hay ningún usuario conectado a la web.