23-04-2019
Se han ajustado varios talentos de las distintas clases. Para más informnación pincha aquí
El Webmaster

08-07-2013
Ya está habilitada la nueva galería de módulos de rol según el formato nuevo de listados.
Podeis vistarla pinchando aquí o desde el menú de navegación superior.

El Webmaster

02-02-2012
Podeis cambiar los cuadros a mostrar en la pantalla de inicio entrando en DATOS DEL PERSONAJE en la barra lateral de la derecha, y especificando qué cuadros deseais ver.
El Webmaster

01-02-2012
Se ha habilitado una nueva galería de series, en donde podréis sugerir, votar y comentar vuestras favoritas
Grupo de colaboradores

Perdona siempre a tus enemigos, nada les molesta más. (Oscar Wilde)


Volver a la biblioteca de libros
 
La vida de Lazarillo de Tormes y de sus fortunas y adversidades
Autor: Anónimo
Género: Novela Satírico
Año: 1554
Comentarios (1)

(Sugerido por: troya)

Sinopsis
Votaciones
Sinopsis
La obra está dividida en siete tratados y cuenta en primera persona la historia de Lázaro González Pérez, un niño de origen muy humilde; aunque sin honra, nació en un río de Salamanca, el Tormes, como el gran héroe Amadís; quedó huérfano de su padre, un molinero ladrón llamado Tomé González, y fue puesto al servicio de un ciego por su madre, Antona Pérez, una mujer amancebada con un negro, Zaide, que le da a Lazarillo un bonito hermanastro mulato.

Entre "fortunas y adversidades", Lázaro evoluciona desde su ingenuidad inicial hasta desarrollar un instinto de supervivencia. Es despertado a la maldad del mundo por la cornada de un toro de piedra, embuste con el que el ciego le saca de su simpleza; después rivaliza en astucia con él en diversos célebres episodios como el de las uvas o el jarro de vino (un modelo de narración clásica) hasta que se venga devolviéndole la cornada de piedra con otro embuste, que le vale al cruel ciego descalabrarse contra un pilar.

Pasa luego a servir a un tacaño clérigo de Maqueda que lo mata de hambre, y al que sisa algo de pan de un arca que tiene; el clérigo lo confunde a oscuras (en su boca silba accidentalmente la llave del arca, escondida mientras duerme) y, tomándolo por culebra, descubre el engaño, le da una tremenda paliza y lo despide.

Después entra a servir a un hidalgo arruinado cuyo único tesoro son sus recuerdos de hidalguía y de dignidad; Lazarillo simpatiza con él, ya que aunque no tiene nada que darle, por lo menos le trata bien... si bien recurre a esa simpatía que despierta para conseguir que le dé parte de los mendrugos que consigue el muchacho al pedir limosna, ya que él no posee la dignidad de la hidalguía. El patético escudero termina por abandonar la ciudad y Lazarillo se encuentra de nuevo solo en el mundo.

Más adelante sirve Lázaro a un sospechoso fraile mercedario, tan amante del mundo que apenas para en su convento y le hace reventar los zapatos (alusión a las reformas monásticas por entonces de moda, en el sentido de "descalzar" o hacer más rigurosos los estatutos del clero regular).

El tratado quinto es más extenso: narra una estafa realizada por parte de un vendedor de bulas o buldero (una bula era un documento eclesiástico que certificaba, a cambio de una suma, la exención de cierta cantidad de años de purgatorio). Lazarillo sirve al buldero y asiste como espectador, sin opinar, al desarrollo del timo, en el cual finge el buldero que alguien que piensa que las bulas no sirven para nada está poseso por el diablo, cuando en realidad está compinchado o conchabado con él; esto se descubre a posteriori, con una hábil técnica de suspensión. También este tratado sufrió la poda de la censura.

Los restantes y breves tratados narran cómo Lázaro se asienta con otros amos, un capellán, un maestro de hacer panderos y un alguacil y se hace aguador. Por último consigue el cargo de pregonero gracias al arcipreste de la iglesia toledana de San Salvador, quien además le ofrece una casa y la oportunidad de casarse con una de sus criadas, con la finalidad de disipar los rumores que se ciernen sobre él, ya que era acusado de mantener una relación con su criada. Sin embargo, tras la boda los rumores no desaparecen y Lázaro comienza a ser objeto de burla por parte del pueblo. Lázaro sufre la infidelidad con paciencia, después de toda una vida de ver qué es el honor y la hipocresía que encubre la dignidad realmente, ya que eso al menos le permite vivir, y con ello termina la carta, un cínico alegato autojustificativo que ridiculiza la literatura idealista del momento. Lázaro afirma que ha alcanzado la felicidad, pero para ello ha debido perder su honra, pues los rumores afirman que su mujer es la amante del arcipreste. Para mantener su posición, Lázaro hace oídos sordos a dichos rumores.
Votaciones

camus
(4)

troya
(6)

wizard
(4)

dagorlad
(6)

leonidas
(4)

rune
(6)

amadea
(6)

faramir
(2)

cretasol
(4)

luna
(4)

hernán cortés
(2)

constantine
(6)

marisol
(4)

poirot
(6)

quelibroleo
(10)

anthony
(7)
 
                 Darse de alta en el portal web
                 Recuperar contraseña



 
 Administrador:wizard, administrador 
 Programador:wizard 
 Diseño gráfico:wizard 
 Colaborador:lucifer, constantine, dagorlad 
 Moderador:troya, camus 
 Total de pobladores:4156Aviso legal  Privacidad  FAQs  Editorial  
 
No hay ningún usuario conectado a la web.