7.1
Batman: Arkham Origins
Aventuras

Relevancia

2.0

Calidad general

6.0

Es Nochebuena. Nieva en Gotham City, y los ciudadanos celebran la festividad mientras una figura que hace poco revolotea por los tejados vigila atento. Algunos dicen que es un vigilante que está loco; otros lo claman como el héroe que la ciudad necesita.

El caso es que el murciélago humano, que todavía está aprendiendo a volar, es un Bruce Wayne que solamente lleva dos años siendo Batman. Estamos en el año Dos del personaje creado por Bob Kane. El manicomio Arkham intenta servir de cura y paz mental a aquellos que sufren; James Gordon aún no es comisario, sino capitán; nadie conoce los nombres de El Joker, El Pingüino o Mister Frío. Y por supuesto, nuestro Batman está lejos de ser El Caballero Oscuro aún.

No somos todavía un símbolo que pueda plantar el miedo en el enemigo, pero tampoco somos unos novatos. Bruce Wayne ya domina las técnicas de lucha, sabe ocultarse, puede recorrer grandes distancias con sus artilugios, y controla su baticoche especial. Seguimos -eso sí- en proceso de adiestramiento hasta alcanzar y convertirnos en la leyenda que seremos, convertirnos en el murciélago de la noche. Wayne todavía es joven, impulsivo, no razona y aún no tiene todo su arsenal –eso en teoría, aunque en la práctica tiene mas artilugios de los que se podrían necesitar-. El detective se muestra más preocupado de lo normal esta fría noche. Pero, ¿por qué? ¿Quién ha puesto precio a la cabeza joven justiciero? ¿Quién desea verlo muerto cuando apenas comienza a erigirse en el defensor de Gotham?

Compartir
+
+